Inteligencia artificial y psicología cognitiva: una relación estrecha

En la era digital en la que vivimos, la inteligencia artificial (IA) se ha convertido en una parte integral de nuestras vidas. Desde los asistentes virtuales en nuestros teléfonos inteligentes hasta los sistemas de recomendación en las plataformas de streaming, la IA está en todas partes. Pero, ¿qué tiene que ver la IA con la psicología cognitiva? En este artículo, exploraremos la relación entre estas dos disciplinas y cómo se complementan entre sí.

Índice
  1. ¿Qué es la IA cognitiva?
  2. ¿Qué es la computación cognitiva y cómo funciona?
  3. Computación cognitiva vs. IA cognitiva
  4. ¿Cuál es la diferencia entre IA y IA cognitiva?
  5. ¿Cómo se utiliza la IA cognitiva en la actualidad?
  6. Cohesity y la IA cognitiva
  7. Consultas habituales sobre IA y psicología cognitiva
    1. ¿Cuál es la diferencia entre la inteligencia artificial y la inteligencia artificial cognitiva?
    2. ¿Cómo se utiliza la IA cognitiva en la vida cotidiana?
    3. ¿Cuál es la relación entre la psicología cognitiva y la IA cognitiva?
    4. ¿Cuáles son algunos ejemplos de cómo se utiliza la IA cognitiva en la actualidad?
    5. ¿Cuál es el papel de Cohesity en la implementación de la IA cognitiva?

¿Qué es la IA cognitiva?

La IA cognitiva, también conocida como inteligencia artificial cognitiva, es un software que intenta pensar y aprender imitando la forma en que funcionan los cerebros humanos. Utiliza el procesamiento del lenguaje natural (PLN) y el aprendizaje automático (ML) para intentar comprender la intención humana detrás de las consultas y proporcionar respuestas más relevantes. Estas respuestas son el resultado de buscar a través de grandes cantidades de datos y se entregan en un lenguaje que un humano usaría. La IA cognitiva se utiliza comúnmente para mejorar la resolución de problemas, la toma de decisiones y la comunicación.

La IA cognitiva es diferente de la generación mejorada de recuperación o RAG AI, ya que RAG combina las fortalezas de la IA generativa y la IA de recuperación, y es diferente de la IA generativa, que produce resultados más precisos y contextualmente conscientes a partir de las indicaciones de los usuarios.

¿Qué es la computación cognitiva y cómo funciona?

Aunque parece haber diferencias en cómo se define la computación cognitiva, la mayoría de las fuentes coinciden en que es una combinación de ciencia de la computación y ciencia cognitiva, un subconjunto de la inteligencia artificial (IA) que intenta imitar la forma en que funciona el cerebro humano.

Las definiciones de la computación cognitiva varían e incluyen las siguientes:

  • Tecnologías basadas en los principios científicos detrás de la inteligencia artificial y el procesamiento de señales, que abarcan el autoaprendizaje de máquinas, la interacción humano-computadora, el procesamiento de lenguaje natural, la minería de datos y más
  • Sistemas que aprenden a gran escala, razonan con un propósito e interactúan con los humanos de manera natural

Los sistemas de computación cognitiva son capaces de sintetizar datos de diversas fuentes de información para responder a consultas. Estos sistemas tienen en cuenta la evidencia contradictoria y el contexto al proporcionar respuestas para ayudar a los humanos a tomar decisiones más informadas.

Computación cognitiva vs. IA cognitiva

La línea entre la computación cognitiva y la IA cognitiva a menudo se difumina y los términos se utilizan a veces indistintamente. Ambas se encuentran en una amplia categoría de máquinas diseñadas para replicar el pensamiento humano. Ambas utilizan una amplia gama de tecnologías de IA: procesamiento del lenguaje natural (PLN), aprendizaje automático (ML), aprendizaje profundo, minería de datos, reconocimiento de patrones y otras. Pero las diferencias entre las dos tecnologías se pueden encontrar en sus respectivos objetivos finales.

La computación cognitiva tiende a encontrarse en sistemas diseñados para ayudar a mejorar la toma de decisiones humanas. Su objetivo: forjar una asociación entre humanos y máquinas para capacitar a los humanos a tomar decisiones más inteligentes y rápidas.

La IA cognitiva, sin embargo, no solo imita el pensamiento humano, sino que también puede actuar de forma autónoma. Su objetivo: analizar información, aprender de ella, tomar decisiones y realizar tareas por sí misma, con poca o ninguna intervención humana.

Aunque la IA cognitiva puede tomar sus propias decisiones, la computación cognitiva ayuda a las personas a tomar decisiones más informadas.

¿Cuál es la diferencia entre IA y IA cognitiva?

IA, abreviatura de inteligencia artificial, es un término general que se refiere a sistemas con inteligencia atribuida generalmente a los humanos. Esto incluye sistemas que trabajan para resolver problemas, comunicarse utilizando lenguaje natural, reconocer patrones y aprender de la experiencia o adquiriendo información adicional. El objetivo a largo plazo con la IA es diseñar sistemas capaces de realizar tareas o completar procesos que de otro modo necesitarían inteligencia humana.

La IA cognitiva es una subcategoría de la IA. Estos sistemas poseen inteligencia similar a la humana y pueden emular la forma en que funciona el cerebro humano. Están diseñados para comprender, aprender e interactuar de manera similar a los humanos. Si bien los sistemas de IA cognitiva utilizan IA, no todos los sistemas de IA utilizan IA cognitiva.

¿Cómo se utiliza la IA cognitiva en la actualidad?

Los casos de uso de la IA cognitiva están evolucionando rápidamente. Aquí hay algunos ejemplos de cómo se utiliza la IA cognitiva en la actualidad:

  • Impulsar los autos autónomos (industria automotriz): la IA cognitiva es fundamental para los autos autónomos. Estos vehículos utilizan IA para percibir su entorno, tomar decisiones y navegar, todo sin intervención humana. Procesan datos de sensores de manera centrada en el ser humano para comprender lo que está sucediendo en la calle, incluida la presencia de otros vehículos, peatones y señales de tránsito. Con la IA cognitiva, existe el potencial de cambiar radicalmente las experiencias de conducción.
  • Automatización del comercio (servicios financieros): en la industria financiera, la IA cognitiva se utiliza para automatizar los sistemas de comercio. Estos sistemas analizan de forma independiente las tendencias del mercado, hacen predicciones y ejecutan operaciones sin intervención humana. Debido a que la IA cognitiva puede reaccionar más rápido a los cambios del mercado que los seres humanos, existe el potencial de realizar operaciones mejores y más rentables.
  • Creación de contenido: la IA cognitiva también se utiliza para generar de forma autónoma materiales escritos, como artículos, anuncios, páginas de productos y otros activos digitales y en papel. Las organizaciones de medios ahora utilizan la IA cognitiva para escribir noticias basadas en datos en vivo, como los resultados de eventos deportivos o informes financieros. La IA cognitiva tiene un tremendo potencial para agilizar y acelerar la creación de contenido, lo que puede servir para minimizar costos y maximizar ganancias.
  • Control de hogares inteligentes: en hogares modernizados, la IA cognitiva puede controlar la iluminación, la temperatura y los sistemas de seguridad según las preferencias del propietario. Incluso puede aprender de los comportamientos del propietario y realizar ajustes automáticamente para mejorar la comodidad y ahorrar energía. Con la IA cognitiva, existe el potencial de reducir el consumo de energía y contribuir a un planeta más verde.

Aunque a menudo todavía se requiere supervisión humana para garantizar que la IA cognitiva funcione de manera óptima, estos sistemas están diseñados principalmente para tomar decisiones y tomar acciones de forma independiente de los humanos.

Cohesity y la IA cognitiva

Los datos son el corazón del potencial de la IA cognitiva. Pero los modelos de IA cognitiva son tan buenos como los datos en los que se entrenan. Las organizaciones que invierten en la recopilación, almacenamiento y análisis de datos de alta calidad están mejor posicionadas para aprovechar el poder de la IA para obtener una ventaja competitiva.

Cohesity ofrece la base para implementar la IA cognitiva con una plataforma moderna de seguridad y gestión de datos que está lista para admitir la búsqueda cognitiva. La búsqueda cognitiva es una tecnología emergente que combina la inteligencia artificial (IA), el procesamiento del lenguaje natural (PLN) y el aprendizaje automático (ML) para comprender la intención del usuario al realizar una consulta y proporcionar resultados más relevantes que los métodos de búsqueda tradicionales. Como la búsqueda cognitiva puede aprender y mejorar con el tiempo, esto proporciona una gran ventaja sobre los métodos de búsqueda tradicionales. La Cohesity Data Cloud permite a las empresas aprovechar las búsquedas cognitivas en sus datos globales, en las instalaciones, en el borde y en la nube, para tomar decisiones más informadas y rápidas. Esto puede ayudar a obtener respuestas más rápidas a preguntas complejas y problemas comerciales.

La arquitectura única y el sistema de archivos distribuido de la plataforma de seguridad y gestión de datos de Cohesity Data Cloud permiten a las organizaciones:

  • Proteger su conjunto de datos y descubrir nuevas formas de administrar y proteger los datos
  • Obtener información profunda sobre los datos empresariales, de usuarios y de aplicaciones críticos con capacidades de búsqueda y análisis convenientes
  • Optimizar la recuperación ante desastres y mejorar la continuidad del negocio
  • Mejorar la resiliencia cibernética con el aislamiento de datos, la detección de amenazas y las capacidades de clasificación de datos

Los datos gestionados en la Cohesity Data Cloud están listos para IA/ML, por lo que las empresas pueden aprovechar verdaderamente el poder de sus datos con soluciones emergentes para la IA y la IA cognitiva.

Consultas habituales sobre IA y psicología cognitiva

¿Cuál es la diferencia entre la inteligencia artificial y la inteligencia artificial cognitiva?

La inteligencia artificial (IA) es un término general que se refiere a sistemas con inteligencia similar a la humana. La inteligencia artificial cognitiva (IA cognitiva) es una subcategoría de la IA que imita la forma en que funciona el cerebro humano y puede actuar de forma autónoma.

¿Cómo se utiliza la IA cognitiva en la vida cotidiana?

La IA cognitiva se utiliza en muchas aplicaciones de la vida cotidiana, como los asistentes virtuales en los teléfonos inteligentes, los sistemas de recomendación en las plataformas de streaming y los sistemas de automóviles autónomos.

¿Cuál es la relación entre la psicología cognitiva y la IA cognitiva?

La psicología cognitiva estudia los procesos mentales y la forma en que los seres humanos piensan, aprenden y toman decisiones. La IA cognitiva intenta imitar estos procesos mentales y aplicarlos en sistemas de inteligencia artificial.

¿Cuáles son algunos ejemplos de cómo se utiliza la IA cognitiva en la actualidad?

Algunos ejemplos de cómo se utiliza la IA cognitiva en la actualidad incluyen la automatización del comercio en la industria financiera, la generación de contenido autónomo en los medios de comunicación y el control de hogares inteligentes.

¿Cuál es el papel de Cohesity en la implementación de la IA cognitiva?

Cohesity ofrece una plataforma de seguridad y gestión de datos que es compatible con la búsqueda cognitiva y proporciona una base sólida para implementar la IA cognitiva. La Cohesity Data Cloud permite a las empresas aprovechar las búsquedas cognitivas en sus datos globales para tomar decisiones más informadas y rápidas.

La inteligencia artificial cognitiva y la psicología cognitiva están estrechamente relacionadas. La IA cognitiva busca imitar los procesos mentales humanos y aplicarlos en sistemas de inteligencia artificial. Con el avance de la tecnología, la IA cognitiva está desempeñando un papel cada vez más importante en nuestra vida cotidiana y tiene el potencial de transformar la forma en que vivimos y trabajamos.

Si quieres conocer otras notas parecidas a Inteligencia artificial y psicología cognitiva: una relación estrecha puedes visitar la categoría Inteligencia artificial.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más Información