Halagos a la inteligencia: reconociendo talentos y creatividad

Recibir un halago es una expresión de aprecio, admiración, elogio o respeto. Es muy gratificante recibir un halago. La investigación muestra que recibir un halago sincero nos da el mismo impulso positivo que recibir dinero en efectivo. También se ha documentado ampliamente los beneficios para la salud y la felicidad de quien da el halago.

Hay una reciprocidad emocional involucrada al dar halagos. Ver a alguien más feliz, especialmente cuando fuiste tú quien los hizo feliz, a su vez te hace feliz a ti. Es una de las formas más simples de mejorar el estado de ánimo de alguien más y el tuyo propio. — Hannah Owens, LMSW.

Los halagos realmente son una de las formas más fáciles de esparcir felicidad a tu alrededor y aumentar la tuya propia. Cuanto más halagues, mejor te sentirás. Sabemos que a veces puede sentirse incómodo elogiar o recibir un elogio, pero cuanto más práctica tengas, más natural se sentirá.

Índice
  1. Halagos positivos
  2. Halagos a las cualidades personales
  3. Halagos a la inteligencia, creatividad y recursos
  4. Halagos a los logros
  5. Halagos a las relaciones personales
  6. Halagos a la apariencia
  7. Halagos a un interés romántico
  8. Halagando a la persona en su totalidad

Halagos positivos

Estos halagos se centran en la alegría, la diversión y la perspectiva positiva que una persona aporta. No es fácil mantenerse positivo todo el tiempo, por lo que es importante hacerle saber a alguien cuando tienen un impacto positivo en ti y en quienes los rodean:

  • Tu sonrisa es contagiosa.
  • Apuesto a que incluso puedes hacer sonreír a los bebés más malhumorados.
  • Tienes la mejor risa.
  • Iluminas la habitación.
  • Tienes un gran sentido del humor.
  • Si fueras un personaje de dibujos animados, serías el que hace que los pajaritos canten sobre tus hombros.
  • Eres como un rayo de sol en un día lluvioso.
  • Sacas lo mejor de las demás personas.
  • Hay algo en ti que brilla.
  • Los colores parecen más brillantes cuando estás cerca.
  • Siempre sabes cómo divertirte.
  • Los chistes son más graciosos cuando los cuentas.
  • Eres el mejor en encontrar el lado positivo.
  • Siempre sabes qué decir para hacerme sentir mejor.
  • Estar cerca de ti es como unas vacaciones pequeñas y felices.
  • Eres más divertido que el papel de burbujas.
  • Eres como un soplo de aire fresco.
  • Eres la razón por la que alguien sonríe.
  • Eres la única persona que siempre logra hacerme reír.

Halagos a las cualidades personales

Estos halagos reconocen diferentes cualidades que una persona exhibe. A menudo somos muy conscientes de diferentes aspectos de nuestras vidas y nos preocupa cómo los demás nos perciben. Los halagos en estas líneas pueden ayudar a que alguien se sienta un poco más cómodo consigo mismo:

  • Tienes modales impecables.
  • Me gusta tu estilo.
  • Eres fuerte.
  • ¿Esa es tu foto al lado de encantador en el diccionario?
  • Tu amabilidad es un bálsamo para todos los que la encuentran.
  • Eres valiente.
  • Eres hermoso por dentro y por fuera.
  • Tienes el coraje de tus convicciones.
  • Eres un gran oyente.
  • Los hipsters probablemente están celosos de lo genial que eres.
  • Hay tantas cosas diferentes que te hacen realmente interesante.
  • Eres inspirador.
  • Eres muy considerado.
  • Cuando tomas una decisión, nada se interpone en tu camino.
  • Parece que realmente sabes quién eres.

Halagos a la inteligencia, creatividad y recursos

Estos halagos demuestran que aprecias las habilidades de una persona. Cuando trabajamos duro en algo, es agradable ser reconocido por ello, ¿verdad? Eso no siempre tiene que venir en forma de grandes elogios o recompensas tangibles, a veces una observación puntual o un halago hará el truco:

  • Eres muy inteligente.
  • Tu perspectiva es refrescante.
  • ¿Cómo sabes tanto sobre todo?
  • Cuando dices lo hice a propósito , realmente te creo.
  • Tienes las mejores ideas.
  • Siempre estás aprendiendo cosas nuevas e intentando superarte a ti mismo. Eso es increíble.
  • Si alguien basara un meme de Internet en ti, tendría una gramática impecable.
  • Sobrevivirías a un apocalipsis zombie.
  • Cuando cometes un error, lo solucionas.
  • Eres bueno para resolver problemas.
  • Tu potencial creativo parece ilimitado.
  • Apostaría a que haces crucigramas con tinta.
  • Tienes una buena cabeza sobre los hombros.
  • Todos nos caemos a veces; solo personas como tú se levantan de nuevo y siguen adelante.

Halagos a los logros

A menudo es bueno halagar una acción o logro específico, especialmente cuando sabes que alguien ha trabajado duro para llegar adonde está. Este tipo de refuerzo positivo puede ser muy motivador:

  • ¡Estoy muy orgulloso de ti y espero que tú también lo estés!
  • Estás haciendo una diferencia.
  • Te mereces todo el reconocimiento que estás recibiendo.
  • Eres un gran ejemplo para los demás.
  • Las acciones hablan más que las palabras, y las tuyas cuentan una historia increíble.

Halagos a las relaciones personales

¿Cómo halagas a un amigo? A veces puede ser difícil verbalizar lo que alguien significa para ti de una manera que no suene demasiado cursi. Intenta usar estos halagos que se centran en cómo tu amigo se relaciona con los demás:

  • Eres un amigo increíble.
  • Eres más útil de lo que te das cuenta.
  • Pasar tiempo contigo siempre es divertido.
  • Siempre pareces saber lo que los demás necesitan.
  • Estar cerca de ti hace que todo sea mejor.
  • Deberían agradecerte más a menudo.
  • El entorno es mejor porque estás en él.
  • Es genial saber que cuentas conmigo.
  • Siempre sabes qué decir.
  • Tus amigos tienen suerte de tenerte en sus vidas.
  • Cualquier equipo debería estar agradecido de contar contigo.
  • Hay una razón por la que la gente se siente atraída hacia ti.
  • La forma en que valoras a tus seres queridos es increíble.
  • Eres un regalo para quienes te rodean.

Halagos a la apariencia

Estos halagos pueden ser problemáticos, ya que elogiar la apariencia puede interpretarse como coqueteo, por lo que deben evitarse en muchos contextos laborales y sociales. Elogiar la apariencia (cuerpo, forma o peso) también puede ser perjudicial, especialmente para alguien que está luchando contra un trastorno alimentario o problemas de imagen corporal.

Si decides utilizar comentarios basados en la apariencia, conoce a tu audiencia. Asegúrate de que sea la situación correcta, apropiada para tu relación con la persona y que no sea algo que los haga sentir incómodos:

  • Últimamente te has visto radiante.
  • Te ves genial hoy.
  • Tus ojos son impresionantes.
  • ¿Cómo haces para que cualquier atuendo te quede bien?
  • Ese color te queda perfecto.
  • ¿Es ese un nuevo perfume? Huele muy bien.
  • Tu sonrisa ilumina la habitación.
  • Tu confianza es contagiosa.
  • ¿Has estado haciendo ejercicio?
  • Tu cabello luce impresionante.
  • Tu voz es magnífica.
  • Ojalá tuviera tu nariz.
  • Eres irresistible cuando te sonrojas.
  • ¿Alguien te ha dicho alguna vez que tienes una excelente postura?

Halagos a un interés romántico

Si quieres halagar a alguien por quien sientes interés romántico o sexual, sé educado, reconoce los contextos en los que tales halagos son apropiados y presta atención al tono de voz y lenguaje corporal. Respeta los límites de la otra persona si tus halagos parecen no ser bienvenidos.

En lugar de centrarte en aspectos de su cuerpo físico, considera halagar algo como su estilo, talentos o comportamientos. Por ejemplo, podrías decir algo como:

Me encanta esa camisa. Realmente resalta el color de tus ojos.

Tu cabello se ve tan bien hoy.

Tienes un gran sentido de estilo.

Tienes una personalidad increíble.

Realmente disfruto hablar contigo.

Si quieres halagar a alguien con quien tienes una relación, podrías mencionar cómo te hacen sentir, cuánto disfrutas verlos cada día o lo creativos y talentosos que son.

Halagando a la persona en su totalidad

Estos halagos pueden ser un poco generales. Al igual que con los halagos a la apariencia, considera si son apropiados o si pueden rozar lo coqueto:

Te aprecio.

Eres perfecto tal como eres.

Eres suficiente.

En una escala del 1 al 10, eres un 1

halago inteligencia - Que te llamen inteligente es un cumplido

Tienes todos los movimientos correctos.

Todo sería mejor si más personas fueran como tú.

Eres un ser humano increíble.

Eres maravilloso.

Eres único.

La persona que te crió merece una medalla por un trabajo bien hecho.

El tiempo que paso contigo siempre vale la pena.

En la escuela secundaria, apuesto a que te eligieron como el mejor, punto .

Si fueras una vela perfumada, serías una de esas raras que realmente huele como se supone.

Hay lo común y luego estás tú.

Eres aún mejor que un unicornio porque eres real.

Eres realmente algo especial.

Mantén en mente

Comienza a halagar y por ti mismo lo bien que te hace sentir. Si eliges alguno de estos halagos, asegúrate de personalizarlo para que refleje realmente lo que aprecias de la persona a la que estás halagando.

Si alguien desvía tus halagos o responde incómodamente, considera qué podría indicar su respuesta. En algunos casos, pueden sentirse incómodos con la atención o simplemente no estar seguros de cómo aceptar un halago. En cualquier caso, intenta no tomarlo demasiado personalmente y lleva la conversación hacia otros temas sin enfocarte en la incomodidad.

Si quieres conocer otras notas parecidas a Halagos a la inteligencia: reconociendo talentos y creatividad puedes visitar la categoría Inteligencia.

Subir