Mejora tu efectividad personal y organizacional con inteligencia emocional

La efectividad personal es una habilidad clave que nos permite aprovechar al máximo nuestro tiempo y recursos para lograr nuestros objetivos de manera eficiente. Implica la capacidad de priorizar, organizar y ejecutar tareas de manera efectiva, optimizando nuestros procesos mentales y utilizando herramientas prácticas para el logro de metas. En este artículo, exploraremos diez consejos que te ayudarán a aumentar tu efectividad personal y alcanzar el éxito deseado.

Índice
  1. La efectividad personal
  2. Las herramientas y metodologías
    1. Utiliza el Procesamiento Allen:
    2. Aplica la Matriz de Eisenhower:
    3. Establece Objetivos SMART:
    4. Implementa el Método Kanban:
    5. Implementa el Bloqueo de Tiempo:
    6. Utiliza Timeboxing con Google Calendar:
    7. Aprende PNL (Programación Neurolingüística):
    8. Considera el Coaching:
    9. Realiza el Test Benziger:
    10. Aprovecha las Notas de iPhone:
  3. Referencias

La efectividad personal

La efectividad personal se refiere a la capacidad de una persona para lograr resultados y alcanzar sus metas de manera eficiente y satisfactoria. Se trata de administrar adecuadamente el tiempo, los recursos y las habilidades personales para maximizar la productividad y obtener resultados positivos.

La efectividad personal implica una serie de habilidades y actitudes, como la organización, la planificación, la toma de decisiones, la gestión del tiempo, la concentración, la automotivación y la capacidad de establecer prioridades. Además, implica la capacidad de manejar el estrés y los desafíos de manera efectiva, así como adaptarse a los cambios y mantenerse enfocado en los objetivos a largo plazo.

Al ser efectivo personalmente, una persona puede optimizar su rendimiento en diferentes áreas de su vida, ya sea en el ámbito laboral, académico o personal. Esto implica establecer metas claras, desarrollar un plan de acción, administrar adecuadamente los recursos disponibles y mantener un equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

La efectividad personal es un concepto amplio y se basa en la autogestión y la responsabilidad personal. Al desarrollar y mejorar la efectividad personal, una persona puede aumentar su eficiencia, mejorar su calidad de vida y lograr un mayor nivel de satisfacción y éxito en sus actividades diarias.

Las herramientas y metodologías

Utiliza el Procesamiento Allen:

El procesamiento Allan es una técnica cognitiva que implica identificar las entradas que aparecen cotidianamente (correos, llamadas, mensajes en las redes sociales u conversaciones) y decidimos una de las siguientes acciones: o la hacemos inmediato o los programamos para después o simplemente la ignoramos. Al gestionar una tarea, permite reducir la sensación de abrumo y mejorar la concentración. Por ejemplo, si estás trabajando en un informe extenso, puedes concentrarte mejor y no atender tareas u actividades menores que nos estén interrumpiendo en el día a día.

Aplica la Matriz de Eisenhower:

La matriz de Eisenhower es una herramienta que te ayuda a clasificar tus tareas según su urgencia e importancia. Divides tus tareas en cuatro categorías: importantes y urgentes, importantes pero no urgentes, urgentes pero no importantes y ni importantes ni urgentes. Esto te permite priorizar y enfocarte en las tareas que son realmente significativas y necesarias. Por ejemplo, las tareas importantes y urgentes requieren atención inmediata, mientras que las tareas importantes pero no urgentes pueden ser planificadas con antelación.

Establece Objetivos SMART:

Los objetivos SMART son específicos, medibles, alcanzables, relevantes y con límite de tiempo. Al definir tus objetivos de manera clara y precisa, puedes tener un enfoque más orientado y una mayor motivación para alcanzarlos. Por ejemplo, en lugar de establecer el objetivo vago de mejorar mi salud, un objetivo SMART sería hacer ejercicio durante 30 minutos, cinco días a la semana, durante los próximos tres meses.

Implementa el Método Kanban:

El método Kanban es una técnica visual de gestión de tareas que utiliza tableros para visualizar el flujo de trabajo. Puedes crear columnas para representar diferentes etapas de tus tareas, como pendiente (qué hacer), en progreso (haciendo) y completado (hecho). Esto te ayuda a organizar y priorizar tus tareas de manera eficiente, evitando la sobrecarga y mejorando la productividad. Por ejemplo, puedes mover las tarjetas de tareas de una columna a otra a medida que avanzas en su progreso.

Implementa el Bloqueo de Tiempo:

El bloqueo de tiempo implica asignar períodos específicos a tareas específicas. Al bloquear tu tiempo, evitas las distracciones y te enfocas completamente en una tarea en particular. Puedes utilizar técnicas como la Técnica Pomodoro, donde trabajas en bloques de 25 minutos seguidos de un breve descanso, para mantener tu enfoque y productividad.

Utiliza Timeboxing con Google Calendar:

El timeboxing es una técnica que te permite asignar un tiempo limitado a una tarea y comprometerte a completarla en ese período. Google Calendar proporciona una excelente herramienta para implementar el timeboxing, lo que te ayuda a programar y organizar tus tareas de manera efectiva. Por ejemplo, puedes crear eventos en tu calendario para dedicar un bloque específico de tiempo a una tarea importante.

Aprende PNL (Programación Neurolingüística):

La PNL es una disciplina que estudia cómo la comunicación y los procesos mentales afectan nuestro comportamiento. Al aprender técnicas de PNL, puedes mejorar tu comunicación, establecer metas efectivas y desarrollar estrategias mentales para aumentar tu efectividad personal. Por ejemplo, puedes utilizar técnicas de visualización para mejorar tu enfoque y motivación.

Considera el Coaching:

El coaching es una forma de desarrollo personal que te ayuda a maximizar tu potencial y lograr tus metas mediante el apoyo de un profesional. Un coach te puede ayudar a identificar tus fortalezas y áreas de mejora, establecer metas realistas y desarrollar estrategias efectivas para alcanzarlas. El coaching también brinda apoyo y rendición de cuentas durante el proceso.

Realiza el Test Benziger:

El test Benziger es una herramienta que evalúa los estilos de pensamiento dominantes en una persona, proporcionando información valiosa sobre sus fortalezas y debilidades cognitivas. Al comprender tu estilo de pensamiento, puedes aprovechar tus fortalezas y abordar tus debilidades para aumentar tu efectividad personal. Por ejemplo, si descubres que tienes un estilo de pensamiento más analítico, puedes enfocarte en tareas que requieren un enfoque detallado y meticuloso.

Aprovecha las Notas de iPhone:

Las notas de iPhone (o cualquier otra aplicación de notas digitales) son herramientas útiles para capturar ideas, realizar seguimiento de tareas y organizar información importante. Puedes utilizarlas para hacer listas, tomar apuntes durante reuniones o conferencias, o incluso crear recordatorios para eventos y fechas límite. Las notas digitales te permiten tener toda la información relevante al alcance de tu mano en cualquier momento y lugar. Puedes organizar tus notas en categorías o etiquetas para facilitar su búsqueda y referencia futura.

Aumentar nuestra efectividad personal es fundamental para alcanzar el éxito en nuestras metas y proyectos. En este artículo, hemos explorado diez consejos respaldados por investigaciones y tesis académicas para mejorar nuestra efectividad personal. Desde técnicas de procesamiento cognitivo como el Procesamiento Allan, hasta herramientas prácticas como la Matriz de Eisenhower y el método Kanban, hemos descubierto enfoques probados para optimizar nuestro tiempo, organizar nuestras tareas y maximizar nuestra productividad.

Además, hemos explorado la importancia de establecer objetivos SMART, utilizar el timeboxing con Google Calendar, incorporar técnicas de PNL y considerar el coaching como un apoyo adicional en nuestro crecimiento personal y profesional. También hemos mencionado el test Benziger como una herramienta para comprender nuestros estilos de pensamiento y aprovechar nuestras fortalezas.

Recuerda que cada persona es única, por lo que es importante adaptar estas herramientas y consejos a tus propias necesidades y preferencias. Experimenta con ellas, mantén la disciplina y sé constante en su aplicación. Con el tiempo y la práctica, lograrás una mayor efectividad personal y disfrutarás de los beneficios que ello conlleva.

  • ¿Qué es la efectividad personal?
  • ¿Cuáles son las habilidades necesarias para ser efectivo personalmente?
  • ¿Cómo puedo mejorar mi efectividad personal?
  • ¿Qué es la matriz de Eisenhower?
  • ¿Cómo puedo utilizar el método Kanban en mi vida diaria?

Referencias

[1] Allen, D. (2001). Getting Things Done: The Art of Stress-Free Productivity. Penguin Books.

[2] Covey, S. R. (2004). The 7 Habits of Highly Effective People: Powerful Lessons in Personal Change. Free Press.

[3] Covey, S. R. (2015). The 7 Habits of Highly Effective People: Powerful Lessons in Personal Change. Simon & Schuster.

[4] Ford, M. (2012). The PNL Workbook: A Practical Guidebook to Achieving the Results You Want. HarperOne.

[5] Kanbanize. (2021). Kanbanize: Agile Project Management Software. Recuperado de https://kanbanize.com/.

[6] Sinek, S. (2009). Start with Why: How Great Leaders Inspire Everyone to Take Action. Portfolio.

[7] Trello. (2021). Trello: Organize Anything. Recuperado de https://trello.com/.

[8] The Eisenhower Matrix. (2021). The Eisenhower Matrix: Time Management Tool. Recuperado de https://www.eisenhower.me/eisenhower-matrix/.

Si quieres conocer otras notas parecidas a Mejora tu efectividad personal y organizacional con inteligencia emocional puedes visitar la categoría Inteligencia.

Subir