Déficit atencional e inteligencia multitask: relación y mitos

El déficit atencional y la inteligencia multitask son dos conceptos que están estrechamente relacionados. El déficit atencional, también conocido como trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), es un trastorno neurológico que afecta la capacidad de una persona para mantener la concentración y controlar su comportamiento. Por otro lado, la inteligencia multitask se refiere a la habilidad de una persona para realizar múltiples tareas al mismo tiempo.

Índice
  1. ¿Puede una persona con TDAH ser inteligente?
  2. ¿Puede una persona ser talentosa y tener TDAH?
  3. ¿Puede un CI alto ocultar el TDAH?
  4. ¿Puede un CI alto ser diagnosticado erróneamente como TDAH?
  5. Consultas habituales
    1. ¿Puede una persona con TDAH tener un CI alto?
    2. ¿Puede una persona talentosa tener TDAH?
    3. ¿Puede un CI alto ocultar el TDAH?
    4. ¿Puede un CI alto ser diagnosticado erróneamente como TDAH?

¿Puede una persona con TDAH ser inteligente?

Aunque el TDAH puede afectar la forma en que se expresa la inteligencia, el TDAH y el coeficiente intelectual (CI) son dos características diferentes. Las personas con TDAH pueden tener dificultades con la atención y la memoria, lo que puede hacer que parezcan menos inteligentes que la media. Sin embargo, también pueden parecer más inteligentes que otras personas debido a sus poderes de observación mejorados y su capacidad para enfocarse intensamente en temas de interés.

Es importante destacar que el TDAH y el CI son dos cualidades separadas que a veces pueden influenciarse mutuamente. El TDAH es un trastorno neurológico que afecta la capacidad de una persona para mantener la atención y controlar su comportamiento. No está relacionado con el CI de una persona. Las exploraciones cerebrales han revelado diferencias en los cambios cerebrales asociados con el TDAH en comparación con la inteligencia, lo cual indica que estos cambios existen de forma independiente. Por ejemplo, un estudio realizado en 2016 utilizando imágenes de resonancia magnética (IRM) reveló diferencias en la estructura cerebral de los participantes con TDAH en comparación con los participantes sin el trastorno. Estas diferencias se mantuvieron incluso después de tener en cuenta factores como la edad, el uso de medicación, el sexo y el CI.

Por otro lado, un estudio realizado en 2017 utilizando tecnología de resonancia magnética funcional (fMRI) demostró que la conectividad entre diferentes regiones cerebrales influye en la inteligencia. Cuantas más conexiones hay, mayor es la inteligencia. Esto significa que una persona con TDAH puede tener un CI dentro del rango típico o superior.

¿Puede una persona ser talentosa y tener TDAH?

Las personas talentosas con un diagnóstico de trastorno del aprendizaje o del desarrollo, como el TDAH, se consideran doblemente excepcionales. Esto significa que pueden tener una excepcionalidad, como el TDAH, al mismo tiempo que son talentosos en otra área. Por lo tanto, sí es posible que una persona sea talentosa y tenga TDAH.

Es importante destacar que el TDAH puede afectar el rendimiento en áreas específicas, como las funciones ejecutivas. Incluso las personas con un CI alto y TDAH pueden experimentar dificultades en estas áreas en comparación con sus compañeros con un CI alto pero sin TDAH. Esto fue demostrado por un estudio realizado en 2010 que encontró que las personas con un CI alto y TDAH tenían déficits en las funciones ejecutivas en comparación con las personas con un CI alto pero sin TDAH.

¿Puede un CI alto ocultar el TDAH?

Es posible que una persona con un CI alto y TDAH parezca típica o normal. Esto se debe a que el TDAH y el CI alto pueden compensarse mutuamente. Por ejemplo, un estudiante con TDAH puede distraerse y soñar despierto mientras el profesor está hablando, pero luego puede entender el material de la lección de forma independiente. Sin embargo, si se ha perdido alguna instrucción o contenido, es posible que obtenga calificaciones promedio. Esto se debe a que el TDAH y el CI alto se han ocultado mutuamente.

Un estudio realizado en 2020 examinó la diferencia en el impacto del TDAH en participantes con un CI típico y un CI alto. Los resultados mostraron que los adolescentes y niños con un CI alto y TDAH tenían un rendimiento similar al de los participantes con un CI promedio y sin TDAH. Estos resultados indican que los déficits del TDAH pueden ser difíciles de identificar en personas talentosas. Si bien esto puede parecer positivo, la combinación de TDAH y CI alto puede retrasar el diagnóstico y tratamiento del TDAH. El TDAH no tratado puede causar dificultades más adelante en la escuela a medida que el material se vuelve más difícil.

¿Puede un CI alto ser diagnosticado erróneamente como TDAH?

Los profesionales de la salud mental capacitados que utilizan herramientas de diagnóstico profesionales generalmente no suelen hacer diagnósticos erróneos. Sin embargo, para amigos y familiares, puede ser difícil distinguir entre el TDAH y un CI alto basándose en las características compartidas. Aunque pueden parecer similares, pueden tener causas subyacentes diferentes. Algunas diferencias pueden incluir:

  • Problemas de enfoque:
    • Talentoso: aburrimiento, falta de desafío o interés.
    • TDAH: diferencia en los neurotransmisores.
  • Falta de motivación:
    • Talentoso: aburrimiento, no ve o está de acuerdo con la relevancia.
    • TDAH: abrumado.
  • Hiperactividad:
    • Talentoso: sobreexcitabilidad psicomotora.
    • TDAH: diferencia en los neurotransmisores.
  • Desafíos sociales:
    • Talentoso: diferencias en intereses y prioridades.
    • TDAH: interferencia de comportamientos impulsivos, dificultad para captar señales sociales.
  • Curiosidad:
    • Talentoso: sobreexcitabilidad intelectual.
    • TDAH: impulsividad.

Además de estas diferencias, las personas con TDAH y las personas con un CI alto comparten otras características, como la creatividad, el sentido del humor, la espontaneidad, el entusiasmo, la ansiedad y la intensidad emocional.

Es importante separar el CI del TDAH. Existe el mito de que las personas con TDAH son más inteligentes que la media. Algunos padres pueden sentirse reconfortados con esta idea cuando sus hijos reciben un diagnóstico de TDAH. Sin embargo, es importante recordar que el TDAH y el CI existen de forma independiente y no están conectados. Asumir que los comportamientos del TDAH son simplemente signos de inteligencia puede retrasar el apoyo y el tratamiento para la persona afectada. También es importante recordar que los desafíos cognitivos del TDAH no son un indicador de baja inteligencia. Un estudio realizado en 2012 demostró que los problemas cognitivos causados por el TDAH no están relacionados con un CI bajo. Incluso las personas talentosas con TDAH pueden experimentar dificultades en áreas como el rendimiento académico y las funciones ejecutivas. Otro estudio realizado en 2012 examinó las características del TDAH en 331 niños con diferentes niveles intelectuales y encontró que el CI alto ayudaba en el rendimiento de la lectura, pero que todos los niños con TDAH se benefician del diagnóstico y tratamiento, independientemente de su CI.

Consultas habituales

¿Puede una persona con TDAH tener un CI alto?

Sí, una persona con TDAH puede tener un CI alto. El TDAH y el CI son dos características diferentes y no están necesariamente relacionadas.

¿Puede una persona talentosa tener TDAH?

Sí, una persona talentosa puede tener TDAH. El TDAH puede coexistir con otras excepcionalidades y no afecta necesariamente las habilidades y talentos de una persona.

¿Puede un CI alto ocultar el TDAH?

Sí, un CI alto puede ocultar los síntomas del TDAH en algunas personas. Esto puede dificultar el diagnóstico y tratamiento del TDAH en personas talentosas.

¿Puede un CI alto ser diagnosticado erróneamente como TDAH?

Si bien los profesionales de la salud mental capacitados suelen hacer diagnósticos precisos, puede ser difícil distinguir entre un CI alto y el TDAH basándose únicamente en las características compartidas. Es importante buscar una evaluación profesional para obtener un diagnóstico preciso.

El déficit atencional y la inteligencia multitask son dos conceptos que están relacionados pero son diferentes. Una persona con TDAH puede tener un CI alto y ser talentosa en otras áreas. Sin embargo, el TDAH puede afectar el rendimiento en áreas específicas, como las funciones ejecutivas. Es importante separar el CI del TDAH y buscar una evaluación profesional para obtener un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado. La comprensión de la relación entre el TDAH y el CI puede ayudar a las personas a obtener el apoyo y la atención necesarios para alcanzar su máximo potencial.

Si quieres conocer otras notas parecidas a Déficit atencional e inteligencia multitask: relación y mitos puedes visitar la categoría Inteligencia.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más Información