Batallón de intendencia 601: apoyo logístico y abastecimiento

El Batallón de Intendencia 601 Antonio del Pino es una unidad de apoyo logístico del Ejército Argentino, especializada en la especialidad de Intendencia. Su cuartel se encuentra en la localidad de El Palomar, provincia de Buenos Aires, frente al Colegio Militar de la Nación. Esta unidad tiene como misión principal la ejecución del abastecimiento de efectos en las actividades de almacenamiento, evacuación del abastecimiento, distribución y disposición final en cualquier momento y lugar para mantener los niveles de abastecimiento ordenados. Se destaca en el paisaje urbano de El Palomar por sus altos silos con un águila de insignia.

Índice
  1. Reseña Histórica
  2. El caso del soldado Eduardo Cagnolo
  3. La rebelión de Villa Martelli
  4. El combate de La Tablada
  5. La rebelión del 3 de diciembre de 1990

Reseña Histórica

El Batallón de Intendencia 601 tiene una historia que se remonta al año 1925, cuando se inició la restauración de El Palomar y de su casa histórica convertida en museo. Durante este proceso, se consideró la necesidad de contar con un mayor espacio de terreno para la ampliación de instalaciones, por lo que se procedió a la expropiación de los predios necesarios. Estos terrenos fueron ocupados posteriormente por el Batallón de Intendencia 601, cuya escritura de ocupación se firmó el 28 de diciembre de 1934 durante la presidencia de Agustín Justo.

En el año 1947, durante la presidencia de Juan Domingo Perón, se crea el Comando de Intendencia, bajo el cual quedó la División de Almacenes y las instalaciones de El Palomar. En estos terrenos también funcionaba la Compañía de Intendencia Regional Buenos Aires, que luego se convirtió en la Compañía de Intendencia 10Posteriormente, se establece el Batallón de Intendencia 601, estructurado sobre las misiones e instalaciones de la División de Almacenes del Comando de Intendencia. En el año 1970, el Batallón de Intendencia 601 se traslada a su ubicación actual en la localidad de Palomar. En 1980, por resolución del Comandante en Jefe del Ejército Teniente General Leopoldo Fortunato Galtieri, se le asigna el nombre de antonio del pino en honor a sus funciones profesionales que corresponden a la especialidad de Intendencia del Ejército Argentino.

El caso del soldado Eduardo Cagnolo

En 1976, uno de los soldados conscriptos del Batallón de Intendencia 601, Eduardo Cagnolo, fue secuestrado ilegalmente por una fuerza de tareas cuando salía de franco. Fue llevado al centro clandestino de detención el campito en Campo de Mayo, donde estuvo detenido ilegalmente durante octubre y diciembre de ese año. Durante su cautiverio, Cagnolo tuvo contacto con reconocidos dirigentes políticos y militantes que también estaban detenidos en ese centro. Después de su liberación, Cagnolo regresó al Batallón de Intendencia 601 por temor a ser considerado desertor. Sin embargo, fue dado de baja después de un tiempo. Años más tarde, relató su experiencia en la revista Sísifo y declaró en los juicios por lesa humanidad.

La rebelión de Villa Martelli

El Batallón de Intendencia 601 se mantuvo leal a sus mandos durante la rebelión del 1 de diciembre de 1988 en Campo de Mayo y luego en Villa Martelli, liderada por Mohamed Ali Seineldín. En ese momento, la unidad estaba conformada por una Compañía de Comando y Servicio y una sección de panaderos, compuesta por soldados conscriptos de la clase 196Durante la rebelión, la Compañía de Comando y Servicio realizó guardias en la unidad y colaboró en la descarga de suministros de los camiones. A pesar de la situación, no se registraron bajas en el Batallón de Intendencia 60

El combate de La Tablada

En el combate de La Tablada, ocurrido el 23 de enero de 1989 durante el gobierno de Raúl Alfonsín, el Batallón de Intendencia 601 envió camiones con raciones de combate en apoyo de las fuerzas que rodearon el cuartel. Esta participación en el combate llevó a que la instrucción de la clase 1970 de los soldados del Batallón fuera más intensa que la anterior, realizándose un vivac en Campo de Mayo en el verano de 198

La rebelión del 3 de diciembre de 1990

El Batallón de Intendencia 601 se sumó a la cuarta y última rebelión de los militares carapintadas el 3 de diciembre de 1990, durante el gobierno de Carlos Saúl Menem. En esta ocasión, los rebeldes tomaron el edificio Libertador, el cuartel del Regimiento de Infantería 1 de Patricios y la fábrica de tanques Tamse. El jefe del Batallón de Intendencia 601 en ese momento era el coronel Oscar Ricardo Vega, quien había reemplazado al coronel Aguirre. La rebelión fue finalmente aplastada por el general Martín Félix Bonnet, y la unidad fue atacada con fuego de morteros provenientes del Colegio Militar vecino antes de rendirse. Aunque no hubo bajas en el Batallón de Intendencia 601, la rebelión en su conjunto dejó un saldo de 13 muertos y varios heridos. Los militares involucrados fueron dados de baja y el jefe de la unidad, Oscar Ricardo Vega, fue juzgado por motín agravado por derramamiento de sangre. Sin embargo, en 2003 fue indultado por un decreto del presidente Duhalde.

El Batallón de Intendencia 601 Antonio del Pino es una destacada unidad de apoyo logístico del Ejército Argentino. A lo largo de su historia, ha tenido participación en diversos eventos que han marcado la historia del país. Desde su ubicación en El Palomar, cumple con su misión de abastecimiento y logística de manera eficiente. Su lealtad a sus mandos y su participación en situaciones de conflicto demuestran el compromiso y la dedicación de sus integrantes.

Si quieres conocer otras notas parecidas a Batallón de intendencia 601: apoyo logístico y abastecimiento puedes visitar la categoría Inteligencia.

Subir